jueves, 25 de febrero de 2016

EL CURIOSO INCIDENTE DEL PERRO A MEDIA NOCHE


        La ternura con la  que se narra esta historia hace que su lectura se haga corta y  agradable, como un paseo al lado de Christopher por esa sucesión de acontecimientos que ocurren en su vida.

      ¿Y quién es Christopher?
        Pues, un niño con síndrome de Asperger, que siente tambalear los cimientos de la vida tranquila y sin sobresaltos que necesita.
        La noche en la que descubre el cadáver de Wellington, el perro de su vecina, una aténtica revolución se cierne sobre él.
       Como la investigación que lleva a cabo la policía no le convence, decide hacer pesquisas por su cuenta, lo cual le lleva a entrar en contacto con personas ajenas a su entorno habitual, a viajar solo, y a descubrir algunos hechos con los que no contaba.
       Al estar narrado en primera persona, la empatía que se produce con el protagonista es muy fácil de establecer, y esa visión inocente y cuajada de sinceridad que aporta su mirada a la historia hace pensar sobre las complicaciones adultas, sobre los laberintos de las relaciones humanas y los entresijos de los afectos, que vistos con los ojos de este niño, se vuelven muy simples.

        Totalmente recomendable, sencilla, directa y entrañable lectura que ha recibido ya numerosos galardones, entre ellos, el de la Commonwealth al Mejor Primer Libro.

        Su autor, Mark Haddon, trabajó durante mucho tiempo con personas con discapacidades físicas y mentales, lo que le ayudó a crear este libro, su primera novela, aunque antes ya había escrito e ilustrado cuentos infantiles.
        Podéis comprarlo aquí, junto con otros textos del mismo autor.

                        

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡¡Qué bien si comentas algo!!