martes, 10 de octubre de 2017

PREMIO EN LA RADIO



Seguimos con la promoción del Premio Manuel Berrocal Domínguez de narrativa infantil.



Y dejo de nuevo aquí las bases. ¡Vamos, hay plazo hasta el 30 de noviembre!



viernes, 15 de septiembre de 2017

PREMIO MANUEL BERROCAL DOMÍNGUEZ DE NARRATIVA JUVENIL



          Convocada ya la segunda edición del  PREMIO MANUEL BERROCAL DOMÍNGUEZ DE NARRATIVA JUVENIL.
           Para los que no lo sepan, la singularidad de este premio es que los autores tienen que ser adultos, pero el jurado está formado por estudiantes de 12-13 años.

           Así que, ¿quién se atreve?

           Esperamos vuestros trabajos de narrativa juvenil (¡no infantil!) en el correo:
           premio.manuel.b.dominguez@gmail.com. Máximo 30 páginas a doble espacio.
            Os podéis descargar las bases AQUI

            ¡Vamos, todavía queda tiempo!


lunes, 24 de julio de 2017

IN CRESCENDO


   
      Dentro de la promoción del libro "In Crescendo" que ha salido a la venta de la mano de Romantic Ediciones, os dejo el vídeo que he elaborado para animar a su venta.
      Se puede acceder a él pinchando en la imagen.

I

El libro se puede adquirir en Amazon, directamente pinchando Aqui


miércoles, 4 de enero de 2017

¿QUÉ ES LA NAVIDAD?



-¿Qué es la Navidad? – le preguntó el pequeño a su madre, que caminaba despacio entre las calles iluminadas por múltiples bombillas de alegres colores.


 -Es… el frío que llega, el invierno, la nieve- dijo ella.

-Pues a mí eso me parece malo, y sin embargo, la gente está más contenta.

Los niños son tan rápidos que esperan respuestas inmediatas, pero a veces, hasta las madres más avispadas tardan un tiempo en elaborar la más adecuada.

-¡Eh, mamá! Di. ¿Por qué la gente está alegre con el frío y la nieve? ¿Por qué? ¿Eh? ¿Por qué?

-Pues… ¿Por qué va a ser? Porque se acaba el año y empieza otro nuevo y hay que estar contentos por haber resistido.

-¿Y por eso se ponen luces y se cantan canciones?


-¡Claro! Porque estamos vivos otro año más.

-¿Y eso es bueno?- preguntó el pequeño cuya mano derecha iba aferrada a la de su madre.

-Sí, hijo, eso es… bueno, claro que sí. Estamos los dos juntos, los dos aquí, de la mano, caminando por esta calle tan bonita. Eso es muy bueno.

La gente llenaba los comercios de la calle principal, de sus manos colgaban bolsas de las que  asomaban paquetes con vistosos lazos de regalo y brillantes papeles de color.

-¿Por qué corremos tanto? ¿Es que se acaba?

-¿El qué se acaba?-preguntó la madre sin retrasar el paso.

-No sé, algo, parece que se acaba algo. Todo el mundo corre y tú también ¿Se acaba la Navidad?

-No, es que hace frío, por eso la gente anda deprisa, para llegar a sus casas.

-¿En sus casas hace tanto frío como en la nuestra?


-Igual- dijo la madre- igualito, en todas las casas hace muchísimo frío estos días.

-¿Y en todas entra gente cada poco como en la nuestra?

-Pues… bueno, seguro que sí, son días de visitas, de ir a verse unos a otros y siempre entra y sale mucha gente, como en nuestra casa.

-¿Y en todas hay tanto dinero como en la nuestra?

-¡Madre mía! ¡Pero qué cosas dices, hijo!

-Tenemos tanto dinero que todo el mundo puede coger. ¿A que sí, mamá? ¿A que eso es estupendo porque no le pasa a cualquiera? Tú me lo has dicho. ¿A que sí, mamá?

La madre pensó que disfrazar la realidad, a veces tenía consecuencias.

-Mamá, ¿podremos adornar las ventanas de nuestra casa con luces como esas de ahí?



-No sé, va a ser un poco difícil, ya veremos...

-¿Y por qué a ti no te gusta la Navidad? ¿Eh, mamá? ¿Eh? ¿Por qué? ¿Por qué?

  A la mente de la madre vinieron de pronto otros tiempos. Una punzada de dolor le hizo alejar de su lado los recuerdos que no hacían sino abrir viejas heridas. La vida daba muchas vueltas, y lo mejor era centrarse en el presente, en aquellos ojos que la miraban con una chispa tan intensa que lograban mantenerla viva cada día.

-¿Eh, mamá? ¿Por qué no te gusta, di?

-Que sí me gusta, pero prefiero que haga un poco más de calor.

-Pues para otro año, que manden una Navidad con sol ¿vale?


-Bueno, ya veremos a ver para otro año, ahora hay que pensar en este.

Se hacía difícil caminar entre la gente y los puestos de los mercadillos que proliferaban a lo largo de la avenida. Ella hubiera querido correr, volar por encima de todos ellos, de la música, de la fiesta, de la alegría que parecía volverse obligatoria de repente, como si nadie tuviese problemas, como si el rojo del calendario hubiese traído soluciones para todos menos para ella.

-¡Mamá! ¡Gracias, mamá! ¡Me querías dar una sorpresa! ¡Gracias mamá!

El niño revoloteaba en torno a ella dando saltos de alegría mientras la joven miraba al frente tratando de sujetar las lágrimas que se empeñaban en salir fuera.

-¡Vaya sorpresa, mamá! ¡Vaya sorpresa! ¿Y lo has hecho tú sola? ¡Te ha quedado precioso! Venga, vamos a entrar, vamos a casa.

La puerta del cajero se cerró detrás de ellos.



Mientras ella iba disponiendo unos cartones para pasar la noche, el niño seguía absorto contemplando los adornos navideños que habían puesto los empleados aquella misma mañana en el interior del banco.









domingo, 14 de agosto de 2016

PROYECTO NO ME LIBRO




   Hace ya dos meses que fue creado este proyecto que tantas alegrías está repartiendo.
Para los que no lo conozcan a través de las redes sociales, hoy dedicamos la entrada a comentar eso que de vez en cuando nos preguntan: "Pero esto ¿de qué va?"
   Es bien sencillo, alguien pregunta "¿Quién quiere regalar libros?" Y poco a poco se van uniendo personas cuyo único interés es ese: regalar libros.
   Personalmente, me parece una manera de mostrar que estamos deseando ser generosos, que necesitamos dar, que nos gusta regalar libros porque sabemos que con eso, tal vez, estemos haciendo surgir la chispa de la ilusión por la lectura, por abrir el buzón y encontrar un libro que llega sin saber por qué o de quién.
    ¿No es genial?
     Yo lo resumo con la palabra "ilusionante", porque lo es, pero no solo para los niños y niñas que reciben su libro mensual, sino también para los "regaladores", que se molestan en ir a comprarlo, en enviarlo, en decorarlo, en rellenar el sobre no solo de historias, también de emociones que se cuelan entre las páginas de esos libros que eligen para dar la sorpresa.
      A cambio solo se pide un comentario, una imagen con o sin niño (cada uno como quiera), saber que ha llegado bien, como la madre que le pide al hijo: "llama cuando llegues", para estar tranquila porque el viaje se ha completado sin incidentes. Esto es igual, al fin y al cabo, el libro regalado es un poco hijo viajero también.
      Hay planes para el otoño, hay cosas que hacer, hay nuevas ideas...
      Mientras tanto, solo puedo decir muy alto:¡¡ GRACIAS!!








domingo, 19 de junio de 2016

IMÁGENES DEL PREMIO LUNA DE AIRE


    Sí, ya sé que lo he publicado en redes sociales, pero me faltaba publicarlo en el blog y en la WEB, donde se pueden ver algunas ilustraciones de Raquel Saiz  y saber algo más de este libro, para los que aún no lo han leído.
 
   Os dejo algunas imágenes de la entrega del premio, que tuvo lugar en la Universidad de Cuenca, sede del organismo convocante CEPLI  (Centro de estudios para la promoción de la literatura infantil y juvenil).

Aquí, con dos de mis hijos, que me acompañaron.

 ¡¡Socorro!! ¿Qué han hecho las perdices?










Así crea Raquel sus ilustraciones.










 El cuadro que nos regalaron, con la portada y contraportada del libro.












Recibiendo el premio de manos de la Vicerrectora, doña Mª Angeles Zurilla.



Un día inolvidable que agradezco a todas las personas que me acompañaron: miembros del CEPLI, componentes del jurado del Premio Luna de Aire, editoras de SM (Paloma Jover y Paloma Muiña), y a mi familia y amigos que me apoyan en cada momento.

jueves, 31 de marzo de 2016

LA ISLA DE ALICE


No es que sea entusiasta de los libros ganadores del Premio Planeta, en ocasiones, como esta vez, prefiero los finalistas.

Comentamos hoy "La isla de Alice" de Daniel Sánchez Arévalo, conocido director de cine, que dice que esta novela es su mejor película.

A veces cuesta coger el hilo de un libro cuando se empieza a leer, hay textos con los que cuesta encontrar ese punto en el que la lectura te hace olvidar todo y se hace deseable, pero con este libro no ocurre nada de eso. Desde la primera página atrapa al lector y hace que este no vea el momento oportuno para dejarlo.
La trama sucede en Estados Unidos, aunque podría ocurrir igualmente en Cuenca o en Albacete, no entiendo por qué, últimamente parece que los textos tienen más categoría si ocurren en América y todos los nombres de los personajes son americanos, pero bueno, esto es una opinión muy personal, como siempre me empeño en recordar.
Alice pierde a su marido en un accidente (no desvelo nada porque esto ocurre en la primera página), pero tiene que averiguar por qué no estaba en el sitio en el que debería cuando esto ocurrió.
Ya digo que incita a leer, pero eso no hace que el lector no se de cuenta de que hay cierta dosis de fantasía que no cuadra con la idea de realidad que pretende el autor. La protagonista, que es una mujer normal, a veces parece una auténtica heroína que lo mismo es capaz de montar un tinglado la mar de complicado de cámaras y micrófonos sin que nadie la descubra, que de descubrir ella sola un asesinato que la policía no supo descifrar.
Bueno, en mi opinión, esa poca credibilidad empaña la trama ágil e intrigante de la historia.