jueves, 14 de marzo de 2013

YA LLEGARON


La publiqué hace algún tiempo en otra entrada, pero gustó tanto que no me importa repetir. Me he acordado cuando las he visto sobrevolando nuestros cielos como fieles visitantes, como portadoras de la cercanía primaveral que llevará el invierno a otras latitudes.

LAS CIGÜEÑAS


Mira niño, mira el cielo
han llegado las cigüeñas
como todos los febreros.

Buscando climas mejores
que no hay en otras tierras
las cigüeñas se asentaron
en la torre de la iglesia.

Recogen palos y ramas,
están haciendo ya el nido
que pronto será la casa
para albergar a sus hijos

Primero pondrán los huevos
a los que darán calor,
después nacerán las crías
y todo será mejor

"Mamá ¿y si llueve mucho?
¿Su mamá les tapará?
¿Y si no tienen paraguas,
 las crías se mojarán?"

No cariño, eso no pasa,
las cigüeñas con sus alas
cobijarán todo el nido
y cuidarán de sus hijos
como cuando yo te cuido

Después, cuando pasa el tiempo
las crías vuelan del nido
como vuelan de las casas
los hijos que ya han crecido

"No, no, yo no volaré nunca,
yo estaré siempre contigo,
y veremos cada año
las cigüeñas y sus nidos".

La madre besa su frente,
el niño queda dormido,
la cigüeña con las ramas
sigue construyendo el nido.







1 comentario:

  1. Los hijos acaban por volar solos, pero...¡siempre vuelven!

    ResponderEliminar

¡¡Qué bien si comentas algo!!